Etiqueta en internet y apuntes sobre las relaciones personales en el ciberespacio

Traducido y adaptado de la web de Andrew Heenan

Introduccion

Lo que en inglés se denomina flame , en el argot de internet es para nosotros una crítica agresiva, comentarios provocadores. El flaming , por lo tanto, es el acto de responder a la provocación entrando en una guerra dialéctica agresiva

El flaming es una de las miserias de internet; y sin embargo ¿cuantas personas que jamás han participado en una discusión pueden decir que no se han acalorado nunca o han estado a punto de hacerlo por lo menos? Primero leemos algo completamente estúpido, después pensamos una contestación ingeniosa…y antes de pensar siquiera “¿Qué he hecho?” ya se ha enviado el mensaje; hemos entrado en una Flame war.

Las flame war pueden surgir en cualquier foro, lista de correos o grupo de noticias. Siempre que haya público. El problema surge en los sitios privados; si la guerra se calienta en un grupo privado, siempre se puede hacer cross roast aunque solo se recomienda en caso de ser un experto.

Andrew Heenan mantiene desde hace tiempo una página dirigida a los aficionados que les gusta interactuar con otros usuarios en internet, pero que se desesperan con algunos tontos de remate que siempre están molestando. Es fácil caer en un flame war y esta web ha ayudado a muchos a salir del atolladero.

Andrew Heenan advierte siempre que su página está en construcción y que la información que se ofrece es en buena fe a las personas que han tenido o tienen problemas en internet, pero que gran parte de la información no está probada, pues se basa en experiencias personales, teorías y conjeturas. No garantiza ningún resultado ni que los consejos puedan servir de ayuda, es más, advierte que podrían no ser apropiados para un caso concreto. La intención de su web es ayudar a que los internautas piensen sobre estas cuestiones; después tiene que ser cada uno el que decida la forma de usar los consejos que ofrece. Y nos desea suerte en cualquiera de las decisiones que tomemos. Te rogamos que tengas muy presente estas advertencias al leer el resto de artículos que siguen.

Aquí encontrarás definiciones y ejemplos, pero sobre todo unas normas básicas para sobrevivir.

Una de las cosas que primero se aprende en internet son “Los doce Mandamientos del provocador” que hemos reproducido también en estas páginas